viernes, 11 de marzo de 2011

Euforia bajo la ducha

Pego brincos desesperados bajo la ducha y no porque el agua esté fría. Salto, salto, salto para aquietar la electricidad de mi cuerpo. El agua me salpica. Grito, lloro, me lamento por estas ansias, esta zozobra, esta angustia. Tengo rabia. Estoy triste. Me siento cansado. Estoy harto. Me agito bajo el agua intranquilo y sin encontrar calma. Quiero sacarme esta euforia de la piel pero no puedo. Salto, salto, salto. Soy un malcriado. Tengo la ansiedad alborotada. Quiero arrancarme este desasosiego. Lloro como un tonto. Sacudo la cabeza bajo la regadera. Cierro los ojos y hago que el agua me golpee en la cara como en bofetadas. Balbuceo quejidos. Lloro con desgano. Cierro la llaves y me lamento en en el eco de las baldosas. Salgo con mi cuerpo desnudo que chorrea gotas en el piso, me miro al espejo y grito, grito, grito.

José Roberto Coppola

4 comentarios:

Pilar Pena dijo...

que suerte....puedes gritar....
eso es que tienes fuerza, imaginate lo mismo y al final no te sale la voz

Pilar Pena dijo...

acabo de "leerte" y me recuerdas a alguien ... a mí!!! es como si las dijese yo... en silencio.. pues yo no me atrevo a escribir.
gracias... ahora voy a acostarme en el piso y ver que sucede!!!!!!!

Muñekita Cate dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besos

Catherine

smoke dijo...

mmm... prueba con el agua fría, al salir te sientes mucho mejor...