viernes, 21 de noviembre de 2008

No quiero ordenar mis temores

Hoy me acosté en la alfombra de la oficina. Solo. Y una oración me asaltó en mi "terapia de piso". Una que me dijeron una vez:

"Prefiero vivir con la ilusión de tenerte que con el dolor de perderte"

Recuerdo que cuando escuché esa frase la anoté inmediatamente en un papel. Me pareció definitiva. Contundente. Me resultó hermosa, pero no noté los temores de los que hablaba esa oración: de que prefería vivir con una posibilidad a vivir con una ausencia. Entonces, allí, tirado en la alfombra, empecé a ponderar esa sentencia que me rebotaba en la mente y se sumaba a mis angustias que nunca son pocas ¿Por qué siempre tenemos que valorar nuestras preferencias?, ¿por qué a veces nos da por ordenar nuestros miedos?, ¿por qué hacemos competir a nuestros sufrimientos?, me preguntaba. Es como si encontrásemos un falso sosiego en jerarquizar nuestros temores. Como si nos diera placer medirlos y organizarlos por niveles de dolor para saber cuál nos hará un menor daño y con cuál lloraremos menos. Como si no tuviésemos bastante con tan sólo tenerlos. No sé si pueda vivir ya sin mis miedos. Lo que sí quisiera es aprender a vivir sin tener que ordenarlos.

José Roberto Coppola

3 comentarios:

yacasinosoynadie dijo...

Apropósito del miedo se burlaba un poco Woody Allen cuando decía: “El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro”… La frase que dices recordar (no se por qué) me recordó una de Gabriel Garcia Marquez: “La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener”… Que pena la “sitadera”… Lindo post muy sentido. Me encantó este blog… volveré por acá.

terapiadepiso dijo...

Jorge

Es verdad, el miedo es un compañero leal. Nunca te deja solo. No te abandona ni cuando te quieres deshacer de él. Lo maltratas, lo niegas públicamente, lo escondes. Y sigue allí. Es descaradamente fiel.

g. dijo...

Yo mis "terapias de piso" las hacia con música, mirando el techo, buscando otras respuestas.

Interesante todo el texto. Me gusto. Los miedos, las soledades, las perdidas, las ausencias... Puf... Qué decir de ello.
Pero bueno, hoy mi miedo es no encontrar lo que necesito para sentirme bien... Catalogo miedos porque soy obsesivo catalogador de miedos.

Lindo texto... Todavía estoy pensando en ello.