sábado, 7 de febrero de 2009

Un corazón hecho polvo y una escoba

Cada vez que mi amigo Fernando escucha de ella termina agarrando la escoba y comienza a sacar el polvo de su habitación, a barrer su propia tragedia. La nuca doblada, la mirada atada al piso, el mango de la escoba apretado con los dos puños muy juntos. Ante la imposibilidad de exprimir su propio corazón, Fernando estrangula el palo de la escoba, a veces lo aprieta tan fuerte como un abrazo, como el que ya no puede darle, como el que le daría si se la consiguiese de nuevo. Fernando barre y barre. Quisiera él barrer todo lo que piensa. La última vez que la vio fue después de ese beso que le dio en el aeropuerto. No sabía él que no la volvería a tener. Fernando barre despacio, recoge cada tanto su historia hecha polvo, convertida en basura. Varias veces lo he visto llorar con la escoba en la mano. Sus lágrimas terminan mojando los escombros de sus propias sobras. Fue el adiós más largo que jamás imaginó. Ella allá. Él acá. Una distancia. Un pleito. Una separación. Un más nunca. Un amor hecho polvo. Y no la volvió a ver. La perdió. El sonido de la escoba de Fernando es tormentoso, las cerdas se arrastran por el suelo con desganada furia. Fernando barre y barre, con la cara abajo, buscando su propia desgracia para sacarla de su vida, tanto a ella como a su desgracia. Sus suspiros prorrumpen como un lamento a la deriva. Una respiración que cruje. Sabe que no la puede recuperar. Eso de que "nunca es tarde" cuando lo empezó a creer ya era muy tarde. Nunca es nunca. Tarde siempre es tarde. Fernando sigue barriendo. El vaivén de su barrer es angustioso, calmado, desesperante. Fernando barre con culpa. Repasa todo lo que no hizo. Fernando barre con fatiga. Sigue sacando polvo. Se recrimina todo lo que pudo hacer. Fernando barre con desasosiego. Acumula con la escoba todas sus miserias. Barre todos los momentos que vivieron juntos. Fernando barre con rabia. La escoba tropieza torpemente contra los bordes de las paredes. Fernando no levanta la mirada. Recuerda que faltan unos días para que ella se case. Piensa en que pudo haber sido él, en que debió haber sido él. Agarra la pala, recoge con la escoba todo el amor que barrió y lo bota a la basura. 

José Roberto Coppola

30 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Consejo a tu amigo Fernando: que ponga en venta la casa...la ha dejado como los chorros del oro y que mire afuera...hay polvo en muchos más sitios

Abrazos

Mathilde dijo...

que dramatico...
me dio muchisisima pena y se me revolvi{o un poco la guata mientras leia de tu amigo Fernando...
me gusta como escribes =o)

Na dijo...

Snif snif...

Gustvao dijo...

Todos hemos pasado por donde está Fernando. Hay que seguir barriendo hasta que ya no quede polvo.

Agua dijo...

Una historia muy dura...barrer nuestras propias miserias hace que la soledad se sienta aun mas en el fondo...me gustó mucho el texto! Besos!!

Majo dijo...

Siempre había sabido del desamor por parte de mujeres abandonadas o no-elegidas (yo misma), y fíjate que pensé que las tías éramos mucho más sentidas para estas cosas (tópico, fuera con él!)

Me ha gustado, y al mismo tiempo me ha entristecido, que el dolor sea el mismo para todos.

Miguelo dijo...

pobre fernanado! que intenso y dramatico

Agostina dijo...

Si todo fuese tan simple como barrer...
Tan lindo como siempre, escritor.

Extranjera dijo...

Jose querido este texto te quedo supremo. Primero es una gran hiStoria parece un personaje de Garcia Marquez, el hombre que barria y barria para deshacerse del mal amor. Esta escrito con gran sensibilidad pero a la vez con crudo realismo.Eres un escritor maravilloso.En cuanto a Fernando, que barra todo lo que quiera, eventualmente el dolor, la culpa y todo lo demas pasara. Porque esa es una gran verdad en la vida "todo pasa"

Kecón dijo...

A parte de que el escrito está bellísimo no dejaba de pensar en que debería invitar a tu amigo a mi casa cada vez que está triste... jejeje

Vanesa dijo...

Cuanto sentimiento y dolor...Pero sobre todo cuanta resignación…Que duro es saber que ya no hay marcha atrás…que por mas que duela…No hay de otra si no seguir adelante…Estoy segura que como buen observador eres también buen amigo así que toma tu la pala y ayuda a Fernando a botar todo el polvo..Que se cierren las heridas y que descubra un nuevo “espacio” por desempolvar…Hermoso escrito…como siempre…

creative design dijo...

hay varias cosas a tomar en cuenta aca, una es que cuando tenemos un amigo en esta situacion vivimos su tristeza y nos sentimos de manos atadas sencillamente nos dedicamos a hacerle compañia y asentir sus pocas o muchas palabras, y la otra es que al sentir una perdida tantas veces como vez a la persona que ya no esta, la herida se abra una y otra vez, rememorando , colocando escenas de lo que puedo ser si cambiasemos algo , etc, solamnte hay una cura para tu amigo jose, hacer de esa persona un mal sueño y poner distancia de por medio para no abrir la herida mas.
muy bueno tu blog, saludos

Mr Blueberry dijo...

Lo curioso del ser humano, es que llega un día en que dejas de barrer, dejas de pensar, te das cuenta de que hay alguien por ahí que te pone la sonrisa tontorrona en la cara y tiras pa lante...Es jodido de decir cuando alguien lo estás pasando mal, pero para eso están los amigos, para dar animo y "support"

Abrazotes

mabel casas dijo...

excelente texto. Muy bie trabjado desde lo literario y desde la enorme metáfora que encierra el barrer..
impecable en esa letanía de la repeticioó ...da cuenta para el lector de la angustia y la desperacion de borrar ,sacar, realemtne todo fuera de la vista y del cuore

felicitaciones por lo escrito
no por la veta dramática del personaje,eso duele a cada uno cuando ns ha tocado...y pasa tiempo y no del todo ,para barrer las putas cosas buenas que se estrñana
saludos
mabel de argentina

Terapia de piso dijo...

Noel: todo a su tiempo.
Mathilde: gracias.
Na:...
Gustavo: hay que, sobre todo, seguir.
Agua: las separaciones le ponen acento a la soledad.
Majo: vale para los dos.
Miguelo: es duro.
Agostina: la simpleza está en los ojos de cada quien.
Extranjera: todo pasa ciertamente.
Kecón: no le iría mal.
Vanesa: sí, mucha resignación.
Creative: la compañía lo ayudará superarlo..
Mr Blueberry: mucho support.
Mabel: a veces necesitamos barrer lo que se extraña.

A todos gracias por pasar.

José Roberto Coppola

Eclipse dijo...

es triste, consternante, un "ojalá nunca me pase", esas certezas de otro futuro mejor con esa persona a nuestro lado y a la vez certeza de que jamás sucederá.
Como para no querer desquitarse con una pobre escoba!

Donce dijo...

Dile a Fernando que si quiere le presto el aspirador -es más rápido-.
(Y jo, J.R., preciosa idea la de barrer las emociones)
Un besito.

Randy dijo...

Me parece inteligente el remedio de Fernando

Siempre debemos de hacer algo con los sentimientos, hacer catarsis, sacarlos y liberarlos

Con el tiempo Fernando olvidará la escoba, encontrará un nuevo sentido a su vida... dejará de barrer

Y su casa quedará llena de polvo!

Gastón dijo...

Nosotros barremos con la escoba.
Y ellas la usan para volar alejándose de los buenos corazones.

Abrazo de historia inmortal que se repite en la mayoría de los mortales

yacasinosoynadie dijo...

mierda Es prácticamente igual lo que hace mi mamá cuando esta triste... coge un trapo y comienza a limpiar, por eso odio verla hacer oficio.... QUE PUTISIMO BUEN TEXTO JOSE ROBERTO.... mi favorito de este blog.

Charles dijo...

Quizás Fernando pueda ayudar a otra persona a barrer su pena, quién dice....
Pero que tarde es siempre tarde es tan cierto, pero la pena ajena puede hacer un texto hermoso.

Saludos.

nurimoon dijo...

Y seguramente mañana estara lleno del polvo de recuerdos que tendrá que volver a barrer. solo el tiempo se lleva todo, lo bueno y lo malo.

Terapia de piso dijo...

Eclipse: pero queda que podemos barrer nuestras tristezas.
Donce: buena idea.
Randy:sobre todo catarsis.
Gastón: historia en muchos.
Jorge: qué cosas ¿no? Como si de una terapia se tratase.
Charles: la buena mano del que ayuda por lo que viviste o por lo que viste vivir.
Nurimoon: así es lo bueno y lo malo. Todo.

A todos gracias por sus comentarios.

José Roberto Coppola

Fernando García-Lima dijo...

Yo también barro bastante: ¿será condición del nombre?

Perdonado quedas por tu pesimismo. Te entiendo

Christian dijo...

Aguante, Fer, asi se hace. A esperar que pase el camión de la basura, loco.

eterno sindrome pre menstrual dijo...

que se contrate una señora

ja
mal chiste.


que particular fernando

AntWaters Daza dijo...

Bonito el texto, y la mirada; es como hacer la cama y limpiarlo todo hasta que todo esté perfecto porque lo de dentro no lo está.

Abrazos desordenados

RECOMENZAR dijo...

Te encontre en lo de gaston me gusta tu estilo vuelvo

Galán de Barrio dijo...

Sí, quién nunca se sintió así...

Igual, como dijo Arlt, "sólo se pierde lo que nunca se tuvo"

Mi estimado José: si te perdiste podés volver a empozar de la primera parte

saludos!

Terapia de piso dijo...

Fernando: espero que no.
Christian: a esperar.
Eterno: cada quien con sus manías ante las circunstancias.
Daza: ciertamente.
Recomenzar: bienvenida quedas a este lugar, cuando gustes.
Galán: o lo que no era para uno y creímos que algún día lo fue.

Gracias por la visita.

José Roberto Coppola