miércoles, 15 de julio de 2009

Ella sólo quería sus labios

Ella sólo quería sus labios. Nada más. Sólo lo buscaba para besarlo, para que él la besara, para que ellos se besaran. Ella sólo quería sus besos. Deseaba el roce de sus besos. Necesitaba sentir su boca y su aliento. Ella no lo quería. Ella no lo amaba. Ella no quería enamorarse. Eso lo sabía. Ella sólo quería sus labios. Se había vuelto adicta a su boca, a su humedad, a su lengua. Cuando sentía ganas de sus labios salía a buscarlo, salía a besarlo. Ella sólo quería utilizarlo. Cuando tenía un antojo de sus labios lo buscaba y lo besaba y se dejaba besar y por un rato los labios de él eran suyos y de nadie más. Un día se fastidió de sus labios y de sus besos y no quiso besarlo más. Y entonces no lo volvió a buscar.

José Roberto Coppola

18 comentarios:

Extranjera dijo...

Que sexy, los besos son tema para llenar una enciclopedia. Yo los amo! Te extrano

VALENTIN dijo...

Opppps!
jejejejejejeje!!!

Juan dijo...

No hay mejor cosa que un buen beso bien dado en el momento justo , aunque ese beso no lo volvamos a tener nunca mas!

beso!

Juancho!

Galán de Barrio dijo...

sí, a veces pasa...

hay labios que es imposible dejar de besar
hay labios que encajan a la perfección con otros y generan una sensación indescriptible

lindo relato, amigo


che, creo que eso de "vereificación de la palabra" ya no se usa más... :)

Paula Daiana dijo...

Esos son los más lindos y creo que nunca se olvidan!... son los mejores besos que uno puede dar y el otro recibir... no se olvide que los besos se hacen de dos!

Verònica dijo...

y èl??? me mata èl... pensar en lo que el esperaba... pero bueno, por lo visto aceptaba que las cosas eran asi...

besar, besar, besar, cuanto màs intenso el beso màs latente el recuerdo y quizàs màs hermoso el amor...

besotes para vos!

Vero.

Fernando García-Lima dijo...

Puf, qué frialdad... Me es tan familiar :-P

Un abrazo

Mena dijo...

Son malas las mujeres, bueno, somos.

Angus dijo...

Me gusta.

TortugaBoba dijo...

Los besos son adictivos. He dicho.
Beso.

Javier dijo...

a mí me cuesta cada día más dar besos, no se por qué...

g. dijo...

Hermoso escrito, realmente; muy sincero y muy real. A veces pasa.

Saludos.

Mr Blueberry dijo...

Creo que no solo es una cuestión de labios, el tema de la persona, también hace para que te apetezca besarla aún más

Proyecto María Castaña dijo...

Los labios como objeto o mercancía de consumo. Simple deseo, fuerte deseo. Pero el deseo se agota y necesita dejarse seducir de nuevo. Has conseguido separar el amor del deseo, es raro, sigo percibiéndolos como un todo. Quizás la vida es más fácil si se levanta una frontera entre ambos.

Vanesa dijo...

Me encantan este tipo de relatos..cuanda hablas del amor..de lo carnal...tienes una musa increible...espero habertelo dicho antes...Un besote!

p.d: Gracias por la observacion en mi blog!! :D

madamelulu dijo...

uy, y a él, qué le pasó?

Rous dijo...

no la culpo, besar es tan rico que hay que castigar a los besos cuando se empiezan a portar mal.

yacasinosoynadie dijo...

pasa en las películas, pasa en la vida real, pasa en TNT... alguna vez me encontré con una asi...