martes, 15 de septiembre de 2009

El día que fui en pijama a la oficina

- No quisiera ir al trabajo, le escribí en el chat a mi amiga Carla.
- No vayas, inventa un excusa, me dijo como si fuese tan fácil.
En ese momento pensé en tener la osadía de ser un irresponsable. Pero no pude. No fui un valiente porque no hice lo que me dio la gana.
- Quiero estar en pijama todo el día. Cuando estoy en pijama soy feliz, le dije
-¿Y por qué no vas en pijama a la oficina como siempre has querido?, me retó.
Esa tentadora idea de ir en pijama a la oficina siempre me dio vueltas en la cabeza.
-Es verdad. Voy a ir en pijama.
Me vestí con un pantalón de pijama, una camisa blanca y un blazer. Mi idea era ir en pijama pero que no se notara. La gente me vio raro, no sé si porque le parecía una locura o porque nunca han tenido el atrevimiento de hacerlo. Sólo mi amiga Magaly se acercó a decirme: "Creo que viniste en pijama a la oficina".
Ese día escribí en pijama en la revista donde trabajo. Me sentía como en mi casa. Ese día fui feliz.

José Roberto Coppola

17 comentarios:

Francisca dijo...

que bakán, voy a venir un día a la oficina así jajaa xD aunque siempre trato de venir cómoda
Saludos!
Fran

Juan dijo...

jajajajaja ves?? De eso hablo cuando digo vivir la vida. hacer lo que se nos de la gana pero con limites , vos lo hiciste a la perfeccion!!!

Que bueno! te felicito!

Besos !

Juancho!

Bittersweetgirrl dijo...

Que lindo!!!
jaja
Mencantaría hacer eso... es como si no te importara nada... solo sentirte bien y ser feliz n__n


Que suceda otra vez! ^^

saludos!!

BSGirrl

Extranjera dijo...

Hubiese dado cualquier cosa por estar ese dia y verte. Te extrano que duele.

Charlie. dijo...

me encantó
sos genial
:)
lindo tu blog
te sigo.

butterflies in your stomach dijo...

jajajaja que divertido!

Una seguidora, Marta :)

Paula Daiana dijo...

Bien hecho, aplaudo su osadía! A mi también me gustaría hacerlo, nada más lindo que estar en pijamas todo el día!
Besos
Pau

Lilus bla bla dijo...

jja! nice!!!!
me gusta tu blog!

Vanesa dijo...

Ah!!!! la fantasia de muchos! Creo que mi jefa le da un ataque y como somos pocos en la oficina creo que me mandan de regreso a mi casa! que rico es la felicidad! con o sin pijamas!

Verònica dijo...

esas pequeñas cosas que nos hacen sentir taaaan grandes!

muy bien!

besotes,

Vero.

Dara Scully dijo...

Es que los pijamas tienen magia, pero shiii, es secreto.


¡miau enorme!

Guillôm dijo...

Escribis siempre tu nombre para que no sea cosa que te olvides, no?
Yo siempre tuve miedo de escribir mi nombre mal en los exámenes de primaria porque nose quién me dijo que te restaban un pto. y no quería reprobar por olvidarme mi nombre.. Todavía me pongo nervioso llenando formularios hoy en día.

LILIT dijo...

uff, no sé yo que me costaría mas si inventarme una excusa para no ir....o si ir en pijama...tela!

no hay más opciones??

la intérprete distraída dijo...

Qué fantástico!!! quiero ser como vos!!!

Hisae dijo...

si más veces hiciésemos aquello que sentimos hacer, mucho mejor nos iría...

Abrazos varios.

Terapia de piso dijo...

Francisca: que sea una meta.
Juan: sí, una pequeña rebeldía.
Bitter: eso espero. Ojalá tenga la misma o tal vez más voluntad y descaro.
Extranjera: yo también.
Charlie: bienvenido.
Butterflies: bienvenida.
Paula: te sientes feliz en pijama.
Lilus: gracias.
Vanesa: qué rico, ojalá uno se atreviera más a buscarla por allí. Pero si es en pijama mejor.
Verónica: y tan felices.
Chicagato: ok, no diré nada.
Guillom: puedes pasar por acá cuando quieras.
Lilit: arriésgate.
La intérprete: no lo creo.
Hisae: debemos hacer una lista e ir tachando lo que ya hicimos.

Saludos a todos.

José Roberto Coppola

NuNa dijo...

me pregunto si yo podría hacerlo y trabajar en shorties? ;)