jueves, 5 de noviembre de 2009

Desconfío en mí para confiar en mí

Sólo puedo confiar verdaderamente en mí mismo una vez que en mí he desconfiado verdaderamente.

José Roberto Coppola

13 comentarios:

El sereno de los faros dijo...

tal cual... y a todos nos sucede,

abrazo,

Noelplebeyo dijo...

Reafirmarse de lo negado

Verònica dijo...

seguramente tengas razòn porque desde el error tambien se aprende y no confiar en uno mismo nos convirte una y otra vez en nuestro mayor enemigo.. asique actitud y confianza, todo va a salir mejor!

un beso,

Vero.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Así es...
Profundo y valioso.

Cuidate mucho amigo, besos y abrazos.

yacasinosoynadie dijo...

es la única salida.... aunque yo también desconfiaría de mi mismo... pero ese soy yo...

Extranjera dijo...

El otro dia me dijiste esa frase y me quede pensando en lo cierta que era. Lo que me pasa a mi es q a veces me quedo pegada en la parte de la desconfianza y no avanzo hacia un lugar menos oscuro. Te quiero

Abrazo dijo...

La belleza de la gente que prefiere su descubrimiento/nacimiento y no vivir pensando que son la norma.
Hermoso blog

Hisae dijo...

Desconfía de los que te digan que en ti confian, sin ni siquiera haberte dado un abrazo...

Juan dijo...

He vuelto... para cachetearte como lo suelo hacer. Si no confias en vos mismo en quien lo vas a hacer? si no confiamos en nosotros mismos jamas pero jamas vamos a poder confiar en los otros!

Jose muchas gracias por el apoyo que me diste en este tiempo en el cual yo no estuve bien!
Te lo agradezco mucho!

besos

JuanchO!

Cesc dijo...

Pero cuando te guardas un secreto a tí mismo, confias en ti?

Ma. Soledad Di Pasquale dijo...

Yo también lo creo así. :)

Beso!

Esther dijo...

Hola muy bueno tu blog! te dejamos el nuestro para q pases y nos comentes!!

Gracias ;)

http://estherysonya.blogspot.com/

un pirata dijo...

aveces no nos podemos fiar ni de nosotros mismos, y otras tantas necesitamos confiar en alguien que no seamos nosotros, he descubierto hoy tu blog, y sigo merodeando.
un saludo!