domingo, 19 de septiembre de 2010

Pequeñas miserias

A veces estoy harto de quejarme de mis pequeñas miserias.

José Roberto Coppola

3 comentarios:

Sofía dijo...

lo bueno de cuando te hartas, es que te das cuenta de su dimensión pequeña...

saludos!

Juan Vásquez dijo...

quejarse es una necesidad básica, es como sacarle aire a una olla de presión para que no vaya a estallar y ablande bien el contenido para que sea comestible.

Juan Vásquez dijo...

.