sábado, 11 de agosto de 2012

Mis abandonos

Los libros que no he leído, las horas perdidas que no recuperaré jamás, los amigos a los que no he escrito. Dejé de trotar, dejé mi último trabajo, dejé de escuchar la música de mi ipod, dejé mi blog. Dejé de comprar los periódicos los domingos, dejé de comer cereal en las mañanas, dejé de peinarme. Abandoné mis terapias de piso. Dejé de pensar en lo que había abandonado. Pero voy por mi redención.

José Roberto Coppola

6 comentarios:

Albert Castillejos dijo...

Bienvenido de nuevo...un abrazo.

Tristancio dijo...

No hay abandono peor que el de uno mismo...
No hay reencuentro mejor que el de uno mismo...

Saludos.-

Luisa dijo...

Puf...andas desganado, pero animo que así anda medio planeta.

Y no soy un robot pero no hay manera de acertar con las letritas...

Luisa

un pirata dijo...

Arriba, sigue haciendonos regalos como este...
saludos!

Una Pequeña Princesita dijo...

Uuuufff
No sabes cuánto te extrñábamos.
No, no lo sabes, claro está.
Yo también abandoné. Abandoné mi país, mis lecturas, mis amigos y mi blog. El tuyo no lo abandoné en todo este tiempo.
Bienvenido otra vez.
Bienvenido a ti, bienvenido a mí.

La Macorina dijo...

Hola José Roberto,
te leo desde hace mucho y me gustaría saber si es posible contactarte via mail para un proyecto. Saludos. (victoria.sequera@gmail.com)