domingo, 14 de marzo de 2010

Si ellos supieran que se quieren tanto

Él casi siempre la consiente con el desayuno en las mañanas, ella sin avisarle en ocasiones le regala un beso al ir juntos y de manos por alguna calle; él es capaz de cederle la bufanda que lleva puesta porque ella se antojó de lucirla ese día, ella lo cobija con ternura antes de levantarse a escribir a medianoche o en la madrugada; él le hace mimos juguetones cuando van juntos en el metro, ella le roba su bata de baño para sentirlo siempre en su piel; él la consuela con paciencia en sus más hondas tristezas, ella lo hace reír siempre con algún improvisado disparate; él la abraza protector en los ascensores, ella le hace cara de pucheros cuando quiere que la malcríen... Y aveces de nada de esto se dan cuenta. Si tan sólo ellos supieran que se quieren tanto. 

José Roberto Coppola

7 comentarios:

Luis Chacón dijo...

:__) a veces nos cuesta ver lo que nos quieren, y está por todos lados! qué nos gusta una duda...

un saludo!! y bonito blog ;)

Randy dijo...

Has cuasi-descrito mi relación con el Susodicho!!!
Sólo te faltó decir que él huele mi pijama cuando me extraña por las tardes, hahaha

Fernando García-Lima dijo...

¿Será que he querido mucho y ahora me doy cuenta?

Un abrazo

Tres dijo...

Muchas veces sólo pasado el tiempo que estuvieran juntos, es que lo logran ver.

Eria.. dijo...

Creo que esto se lo voy a leer a mi marido...

Lore dijo...

me morí... Gracias.

Carla dijo...

me encanta:)