miércoles, 3 de marzo de 2010

Tres felices lambucios en Nueva York

La felicidad a veces no cuesta nada, es completamente gratis. Y no está en las alturas, aunque desde el bar del piso 18 en The Standard Hotel, en Meatpacking, New York, con tragos a 20 dólares cualquiera lo piensa y hasta lo duda. Después de salir fascinados por el lugar -la vista es alucinante, la decoración más y las modelos-mesoneras con cortos trajes de gala ni se diga- y sin haber tomado nada -es el precio que debemos pagar los pobres- Carla, Andrés y yo fuimos por la revancha. Estábamos caminando por Meatpacking, cuando vimos que en el piso tres de un edificio había la inauguración de una galería con dos mini bares en los que repartían tragos. Decidimos ir a beber sin pagar. Nos coleamos sin invitación. "Entremos con postura arrogante así no nos pedirán entrada", les dije a Andrés y Carla. Una vez adentro nos movíamos entre socialités, new yuppies y artistas desaliñados, pero sólo éramos unos pillos en busca de bebida fácil. Cada tanto nos acercábamos a los bares a pedirles a los mesoneros otro trago que tomábamos a sorbos mientras veíamos las obras de arte y hablábamos de cómo habíamos conseguido filtrarnos a la galería para beber como unos astutos arrabaleros. Bebimos lo que quisimos y no pagamos nada. La felicidad, a veces, sólo a veces, es bien barata.

José Roberto Coppola

5 comentarios:

Extranjera dijo...

Sin duda una noche para recordar por siempre. Nos ahorramos mas de 100 dolares.
Te quiero con devocion, gracias por estar aqui.
pd: perdona la falta de acentos.

VALENTIN dijo...

Asi es amigo, comparto tu idea. A veces la felicidad se encuentra en pequeñas cosas que disfrutamos en la cotidianidad del dia.
Me alegra saber que estas bien.
Saludos !!!

Galán de Barrio dijo...

qué buena noche!

Aprendiz dijo...

I have to say!! Wonderful!!! que cosa tan buena!! como desearía cambiarme ahorita, aparecer de un basement en soho y poder colearme con uds en otra galeria, sabias que esos tragos regalados saben mejor? saben a audacia, a atrevimiento, a pecado.... esos definitivamente para mi son los mejores.... sin guy...

despojada dijo...

la felicidad...la felicidad tan variopinta según quien la busque

cariños despojados!