martes, 24 de agosto de 2010

Hombre combustible

No puedo más. No puedo más. Estoy desgastado. Quemé todos mis ánimos. Se ha consumido en llamas toda mi voluntad. No hay fuerza ni ganas. Estoy cansado de poner tanto empeño a todo. Demasiados esmeros sin valor. ¡Ya basta! Tengo que sobreponerme. Primero debo incendiar todos mis pensamientos. Yo puedo. Sólo debo hacer cenizas todas mis energías. Soy un hombre combustible. Qué arda todo. Siempre me hace falta prenderle fuego a todo para empezar de nuevo. Necesito volverme nada y cuando los rescoldos estén apagados levantarme en la polvareda. 

José Roberto Coppola

6 comentarios:

Meme dijo...

Cada vez escribes más y mejor, supongo que eso también es resurgir y ser fénix.

Juan dijo...

Lo importante de todo esto es que tenes ganas de seguir adelante , no importa cuantas veces nos caigamos , lo importante es seguir!

Bien por eso y brindemos!

beso!

Juancho!

Eria.. dijo...

Solo funciona si eres un Fénix...

leamsi dijo...

nietzsche dijo:Lo que no me mata me hace más fuerte.
La sensación que me ha transmitido la lectura de tu hombre combustible es esa, para crecer hay que dejar el lastre atras, hay que quemar lo viejo, como el agricultor quema las ramas secas del año anterior para hacer más fertil su parcela y preparala para la nueva siembra, con la esperanza de hacerla mucho mas fertil.
PD:perdoname por entrar como un elefante en una cacharreia por tu blog, pero me a resultado muy interesante el tema y no perdido el tiempo en formalismos, es más creo que voy a seguirte... sino te importa, espero que alguna vez me devuelvas la visita
¿nos leemos?

Alexander* dijo...

Cuando te levantes sabrás que has hecho lo mejor. Hay ciclos donde las cosas nos comienzan a cansar y comienzan a pesar. A veces es mejor aplicar la del Hombre Combustible y quemar todo.

PD: Excelente Blog. Espero muy pronto estar en contacto.

Juan Vásquez dijo...

yo soy muy joven pero alcanzo a reconocer las crisis, o transicones, de la vida: yo creo que esta es la de los 30.