lunes, 9 de marzo de 2009

Esas luces fosforescentes que me gustan en la oscuridad de la noche

De noche, cuando todo está oscuro, hay unas luces fosforescentes que me gustan: la de la pantalla del televisor que brilla después de recién apagado, la que se expande y difumina desde la nevera que abro a medianoche, la que entra por la cortina de mi cuarto cuando aún la ciudad no se apaga, la que se asoma por debajo de la puerta del baño porque dejé el bombillo encendido, la del celular que se ilumina en la cama cuando llega un mensaje de texto a deshora, la que rebota en las paredes cuando prendo el laptop en una madrugada de insomnio, la lucecita roja del DVD, la de la chispa anaranjada del bombillo que se resiste a desgastarse después de apagado, la del Ipod que escucho cuando me enfrento contra el sueño...

Esas luces son una amenaza y una compañía.

José Roberto Coppola

24 comentarios:

TortugaBoba dijo...

Menos la luz del televisor, me gustan todas las luces que describes. Eso sí, fosforescentes no me gustan.
Beso.

Extranjera dijo...

Hotttt. Este post es sexy.
pd: estoy sin cel, si te quieres comunicar conmigo a la casa o por mail.
Te adoro. En demasía.

Noelplebeyo dijo...

compañía tecnológica.

NoeliaA dijo...

Idem. Aunque quisiera no percibirlas, y estar sumergida en la profundidad del sueño, como ahora mismo, que estoy leyendo este blog porque no puedo dormir...
Saludos, compañero.

Lauri dijo...

Es linda la de la luna llena, cuando ilumina todo.

India dijo...

A mí también me gustan Roberto; quizás sea porque son puntitos que nos hacen recordar que estamos vivos aunque todo a nuestro alrededor esté oscuro :)

Un abrazo

Juan dijo...

a mi hay una luz que me hace compañia todas las noches , es la lucecita celeste del conversor del televisor jejeje...
Abrazo Jose!! y que tengas lindo día!!

Juancho!

Eterna dijo...

Te avisan de que todo seguirá ahí cuando apages las luces, cuando cierres los ojos.

Lagu dijo...

A mi la que me encanta es la que entra a través de una persiana medio bajada. como rompe esa persina la luz en cuadros pequeños.

Salu2 y enhorabuena por el blog

Tony dijo...

Si, parecen ventanas a otra dimensión....quizas pagemos en el futuro el precio de la tecnologia.

Gastón dijo...

Hay luces que dejan al descubierto demasiadas cosas nuestras.

Abrazo encendido

Marie Augustine. dijo...

y bueno todo lo qe escribis

N. de la A. dijo...

Ese post me hizo acordar a un cuento que leía cuando era chiquita y me daba mucho miedo. Se llamaba Plox. Si alguien lo encuentra, lo quiero!!

Fernando Ramos dijo...

No me gustan las lucecitas, prefiero que la oscuridad se completa, pero me gusta tu texto, rescata las luces que ahora nos acompañan.

Saludos

gabriel dijo...

el arte de nombrar lo que se comparte, sin ser colectivo...mas luz ...=)

madamelulu dijo...

no sé por qué me acordé de las luces del cerebro mágico.

Galán de Barrio dijo...

Apagá todas las luces y te vas a poder dormir

Bienvenido de vuelta

Terapia de piso dijo...

Tortuga: a mí me atraen mucho, me ponen a pensar en muchas cosas.
Extranjera: es cierto tiene su carga.
Noel: la mayoría, claro que sí
Noelia: no es tan malo cuando aprendes a apreciarlas. Inténtalo y te darás cuenta.
Lauri: es verdad.
India: sí, transmiten algo de vida.
Juancho: y seguro la necesitas todas las noches cuando vas a dormir.
Eterna: sí, que todo seguirá allí. Eso me gusta.
Lagu: gracias, puedes pasar cuando quieras.
Tony: pequeñas dimensiones.
Gastón: es cierto, son esas que revelan mucho de nosotros, sobretodo en la forma en las que las apreciamos.
Marie: gracias. Bienvenida.
Gabriel: son esos códigos propios que representan mucho más de lo que pensamos. Vale detenerse a veces pensar en ellos.
Lulú: saludos.
Gastón: puedo dormir igual con ellas.

Gracias a todos.

José Roberto Coppola

Floretta dijo...

yoalgunas de esas luces no las conozco... otras las tengo y las vivo.
a veces cuando no puedo dormir me distraigo viendo como la luz se cuela por la persiana. y si ya es de día y todavía no me quiero levantar, miro como la luz del sol (que se cuela por mi persiana) se mueve cundo pasan los colectivos por la avenida.

un beso

Juan dijo...

Jose: vengo a responder tu pregunta de mi blog..
El tema del buen humor es muy relativo...Desde ya te digo que no siempre estoy de buen humor.. sobre todo por la mañana cuando me levanto y se produce hasta que tomo mi primer taza de cafe , de ahi en mas mi humor va cambiando. LO real es que uno puede tener cambios de humor durante el dia por cosas minimas... pero yo siempre dije que una sonrisa alivia mucho mas que un ceño fruncido , entonces a pesar de las cosas malas que me pueden llegar a pasar durante el dia yo frente a eso le respondo con una sonrisa por mas costosa que sea... asi de a poquito uno ve el dia diferente y lo puede disfrutar al maximo.
Siempre ante la advversidad la sonrisa cura todo... Y desde ya te agradezco que me hayas hecho esa pregunta porque siento que mi buen humor llega hasta vos y por mas chiquito que sea mi granito de arena esta puesto.
Te agradezco!
Beso enorme!

Juancho!

Vanesa dijo...

Que honesto...que desvelo de ver tantas luces...y que bendita esa luz en la noche que te llena de tanto..! Que duro es no poder dormir...pero yo creo que en tu caso...te da un inspiracion especial...

®âNÐy dijo...

La de mi reloj fluorescente es la onda !!!
sobre todo en el cine
haha

Saludos!

Terapia de piso dijo...

Floretta: te distraen hasta que te pierdes en pensamientos en la oscuridad.
Juancho: Se nota que tienes unos ánimos incombustibles.
Vanessa: sí, de verdad que me llenan muchísimo aunque suene raro.
Sandy: cada quien tiene las suyas.

Gracias por pasar.

José Roberto Coppola

El sereno de los faros dijo...

Luces que acompañan. Me gustó el recurso de utilizar algo simple y cotidiano como relato, un gran relato.

Buenisiiiimo.
abrazo,