martes, 24 de marzo de 2009

Ese silencio que escucho debajo del mar


Uno de mis sonidos favoritos en el mundo es el que escucho cuando me sumerjo debajo del mar.

Me gusta su sonido de silencio, de quietud, de infinito, de eco, de soledad, de paz, de vértigo, de calma...

José Roberto Coppola

26 comentarios:

Verònica dijo...

Y es que estamos en un lugar que no habitamos... a mi tambien me sugiere misterio... mucho.
Sensaciones bonitas, un beso, Vero.

Matsuo dijo...

Muy buen gusto, la verdad.
Saludos!

Noelplebeyo dijo...

Solo se oye agua no ?

TortugaBoba dijo...

Sonido maravilloso donde los haya. El glub glub marino me encanta...

Eclipse dijo...

sonido de infinito... eso suena maravillosamente bien.
y yo tengo la loca idea de que haya alguna forma de escuchar silencio, para enchufarnos cuando no queremos tanto ruido, como si fuera música en un reproductor... pero silencio.
abrazos.

Tony dijo...

Si es un silencio especial lleno de ingravided mecido por el mar....

un saludo

Natalia Astuácas dijo...

Jose, definitivamente es una maravilla... aunque le tengo mucho respeto al mar y a sus sonidos desconocidos...

Un abrazote.

Isabel dijo...

sobre todo cuando te mantienes un largo tiempo ... sales como nuevo ...

un beso

Na dijo...

Fui sólo dos veces al mar, pero sin duda es impagable. (Aún con todo su frío)

Lauri dijo...

Uh.
Cuando termino de ducharme, siempre hago unos segundos de lo que llamo "efecto unplugged", que consiste, justamente, en abrir mucho mucho mucho la ducha e intentar llenarme solamente con ese ruido a vacío que produce el agua alrededor mío.

Y sí, son segundos apenas de yo misma. Sin que mucho más me rodee.

Saludos, José.

Gastón dijo...

Y también se pueden escuchar los poemas de Alfonsina Storni...
(y el llamado de alguna sirena)

Abrazo desde las profundidades

Mr Blueberry dijo...

A mi también me gusta el sonido del mar, pero desde la arena, tumbado en la arena un día de primavera que no sea excesivamente caluroso. Con buena compañía y sin necesidad de hablar con ello, porque el momento es tan bueno que no hace falta decir nada....

Abrazotes

amor y libertad dijo...

el silencio del agua en los oídos es de paz

g. dijo...

A mí me gusta mucho el estar bajo el agua... Esa paz... la chatura de los sonidos.
Pero también me gusta el sentir el agua todo alrededor del cuerpo.

Sí.
Saludos.

madamelulu dijo...

es como silenciarse todo.

Terapia de piso dijo...

Verónica: que desconocemos totalmente.
Matsuo: un poco raro, la verdad.
Noel: Más que eso...
Tortuga: y cuando sales del agua... ese también es maravilloso.
Eclipse: de mucha calma.
Tony: lleno de muchas cosas...
Natalia: tiene sus misteriosos encantos.
Isabel: eso es lo mejor, cuando pasas mucho tiempo puedes escuchar más. Puedes escucharte incluso a ti mismo.
Na: tienes que volver, prométemelo. Cuando puedas te escapas.
Lauri: maravilloso ejercicio. Me encanta. A mí me encanta ponerme bajo la ducha y quedarme un rato dejando que el agua corra.
Gastón: de seguro. Todas las voces que no escuchas en la superficie, sobre todo las de tu mente.
Mr Blueberry: ese me encanta, pero es otro distinto, muy distinto.
Amor y libertad: Y una paza absoluta.
G: Ya sólo zambullirse es maravilloso.

Saludos a todos.

José Roberto Coppola

Mathilde dijo...

comparto tu gusto
toda mi infancia viví de frente al mar en una ciudad en la cual TODO confluye en la costanera, los barrios se ubican bordeando los cerros y en las terrazas que estos forman así que desde casi todas partes se puede ver el mar. Donde vivo ahora no se ve, está al lado, pero de espaldas a él...me falta bastante, debo decirlo.
cada vez que vuelvo a mi casa los fines de semana largos y durante las vacaciones trato de disfrutarlo al máximo,
me gusta sentarme con un cafe y buena musica junto a la ventana y mirarlo....o meterme dentro y flotar mirando hacia arriba por siempre...
es lo mas relajante que hay

Randy dijo...

Lo mejor de todo es que el silencio que escuchas debajo del mar te permite escuchar tanto a tu cabeza, como a tu corazón!!!


(si, está ligado con el post anterior)
Saludos!

Floretta dijo...

yo estoy más familiarizada con los sonidos que hay cuando me sumerjo en un río.
y a veces me sumerjo en la bañera y me sirve bastante.

VdeUve dijo...

A mí me gusta el sonido del mar, ya sea desde dentro o desde fuera, con los ojos abiertos o cerrados. Cuando me muera, mis cenizas irán a parar a un trozo de mar con cuevas subterráneas; iré allí para oír el inconfundible ruido del mar paseándose por sus recovecos cada uno de los días que dure mi eternidad.
Besos,
V.

Juan dijo...

Un silencio que dice mucho....

BESOS!!

JuanchO!

Emma dijo...

Nunca me había puesto a pensar en qué escuchaba bajo el agua. Tenés razón: eternidad y soledad.

Hisae dijo...

Creo que es el auténtico silencio...
¡Qué bello el ahogarse!

am dijo...

Me gusta también. Lo malo es que no aguanto mucho rato debajo del agua. El mar esconde muchos secretos.

Terapia de piso dijo...

Mathilde: ¿y no te hace falta?
Randy: por eso también escucho mi propia lucidez.
Floretta: el sonido debajo del agua en la bañera es reconfortante.
Vdeuve:
Juancho: dice más que las palabras que muchas veces son vacías.
Emma; por lo menos eso es lo que soy capaz de escuchar yo.
Hisae: el silencio no existe.
Am: pero en lo poco que aguantas ¿qué puedes escuchar?

Saludos a todos.

José Roberto Coppola

Vanesa dijo...

Definitivamente delicioso!