lunes, 2 de marzo de 2009

Las almohadas de mis insomnios


A veces me quiero hundir en ellas, otras veces las quiero tirar todas al suelo; a veces me aniquilan, otras veces me desgastan los pensamientos; a veces las aprieto, otras veces las abrazo; a veces las utilizo, otras veces las desprecio. Son 11 almohadas en total: cuatro blancas, dos de cuero, una gris, dos de lunares, una amarilla y una negra. Mis almohadas me acompañan en mis días sin sueño de bombillo encendido. Puede que una que otra me estorbe cuando no puedo dormir. Están allí cuando me despierto de madrugada. Siempre terminan alborotadas en la mañana. Son las que me coloco en la nuca cuando me pongo a mirar el techo o intento leer un libro cuando he fallado en mis intenciones de dormirme temprano. Las pateo, las aplasto, las doblo, las deformo. Quisiera que de noche absorbieran todos mis tormentos, todos mis miedos, todos mis delirios. Sé que las maltrato muchas veces. Sé que no puedo estar sin ellas. Son mis grandes amigas en mis madrugadas de insomnio.

José Roberto Coppola

20 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Pues José...tienes unas tiernas aliadas...yo solo 2

Lauri dijo...

Abrazarlas en noches de insomnio y soledad es tan precioso.
Revolearlas con la ira de un odio acumulado.
O, simplemente, acomodarlas con la delicadeza de un bebito recién nacido.

Lindo ha de ser jugar guerra de almohadas ahi!! :D

Call me crazy! dijo...

Lindas compañeras :-) las hay de todos los tipos y colores, para entretenerte bien en las noches de insomnio!

David dijo...

quería agradecerte el comentario que hiciste en referencia a mi persona en el blog de despojada. Te animo a que conozcas mi casa. Si te gusta, pues nos ponemos de seguidores (tengo 2 blogs). A mi me gusta mucho como expresas. En cuanto al comentario:

Las almohadas son el descenso donde asoma la yema de los dedos...

Espero tus instrucciones. Corto y cierro. Piiiiip!

Juan dijo...

Gran verdad , y a veces yo las uso como protección , cuando me la ppongo arriba de mi cabeza y no quiero escuchar los truenos que hay afuera jejeje...

Beso!

Juancho!

Na dijo...

Yo tengo dos nomás, pero las disfrutio al máximo :D

Y respecto a mi última frase... en lo particular, el textito mío no me gustó, es raro, es feo, jajajaja, pero uno no solo tiene que mostrar las cosas que le salen lindas. Pero mi última frase... esa sí que vale la pena, jajajaja, ya veré si escribo otra cosa al respecto.

Nono dijo...

Yo tengo una sola, asi amolgada a mi cuerpo como el sillon de homero simpson...

Y no suelo tener insomnio.

Floretta dijo...

yo sólo tengo dos (coincido con la primera chica que te firmó)
tienen las mismas imágenes de lunas estrellas y soles y sus colores están invertidos.
mi preferida es la blanca, porque es más mullida. la azul está muy aplastada, es más vieja. pero la quiero igual.

Gastón dijo...

La bendición de las almohadas que nos adcompañan (y soportan) durante esas noches... salvajes.

Abrazo nocturno

Eclipse dijo...

whoaaa!!! curiosísimo esto de las almohadas!! yo quiero!!
creo que tiene que ver con manías personales eso de las almohadas, y me encanta!

El sereno de los faros dijo...

Ténés un premio en mi blog, venite cuando puedas.

abrazo.

Nicolás dijo...

AY AY AY! SI LAS ALMOHADAS HABLARAN, EH?

Una abrazo

Lore dijo...

¡Síiii!, secundo lo que dice Nico (puedo decirte Nico, ¿no?), si las almohadas hablarán... seguro serían excelentes novelistas. Un abrazo.

Mr Blueberry dijo...

11 Almohadas! En mi cama no cabrían...A mi con una me vale...Y tío, ¿tu entras en la cama?

Sorprendido me has dejado

Extranjera dijo...

No sabía que tenías tantas. Dame unas creo que me hacen falta. Compartamos nuestros imsomnios.
Te quiero... en demasía

Terapia de piso dijo...

Noel: sí y unas grandes cómplices.
Lauri: por lo menos te dan apoyo durante esas horas en las que las necesitas.
Call me: siempre están allí en esos momentos en los que la necesito.
David: linda frase.
Juan: protectoras son.
Na: siempre me critico lo que escribo. Nunca me gusta de un todo. Es el mal de los inconformes empedernidos.
Nono: bravo por ti.
Floretta: las mulliditas son perfectas.
Gastón: vaya que nos soportan a nosotros los insoportables.
Ecilpse: otra más de mis manías.
El sereno: gracias.
Nicolás: cuánto no dirían.
Lore: si no?
Mr blueberry: qué bueno es sorprender para no aburrir. Qué bueno no ser predecible.
Extranjera: compartimos tantas cosas. Tantos desastres. Te adoro.

Un abrazo a todos.

José Roberto Coppola

Pipo dijo...

Yo tengo un par, pero son nuevas. Espero logren hacer el trabajo tan bien como las ya jubiladas. Pásate por mis escritos si pudieras. Saludos desde chile.

madamelulu dijo...

Justo ayer le compré a cosa1 su almohada para dormir en el colegio después del almuerzo, pensé una de cuero da madre bondage, una con la foto de bob dylan, madre hippie, entonces me decidí una con forma de oso hormiguero, madre cute.

Tony dijo...

Son tus murallas durante el sueño...

un saludo

g. dijo...

11 son muchas ¿no?
Yo tengo tres; y me gustán que en las noches de frío cuando me quedo corto con las frazadas, me las pongo sobre el cuerpo para que den calor; cuando falta un cuerpo que de calor.

Saludos.