jueves, 13 de agosto de 2009

No sufras por lo que me hiciste

Lo que único que deseo es que no sufras recordando todo el daño que me hiciste.

José Roberto Coppola

12 comentarios:

Galán de Barrio dijo...

¿O que te hiciste vos mismo?

Abrazo reflexivo

Noelplebeyo dijo...

Será improbable, si lo hizo de manera consciente

Saludos

*GEORGINA* dijo...

nadie está excento de comportarse como un h d p- la culpa será inminente, y sabremos entonces q tenemos una de las condiciones mas miserable de la humanidad toda, "la posibliidad de lastimar a otros" (el derecho a equivocarnos con daños a erceros). las intenciones en este punto poco cuentan-

pero qdará la terapia de piso para canalizar viejos reencores.
saludos cordiales..

Filosofando al vacío dijo...

Todo es un ida y vuelta; con los demás y con uno mismo.


Saludos
Alejandro

Tres dijo...

Andá!
Supongo ya de sobra llevas la ventaja.

Saludos, igual (y llegué a ver comentarios tuyos en algunos otros blogs. No sé. Siempre pensé que eras mujer).

eliza dijo...

muy buenas palabras

Na dijo...

Abrazo (de oso)

Hisae dijo...

Eres bueno hasta para eso...

Blonda dijo...

Aunque sufrir un poco tal vez no le venga mal para aprender la lección, no?


besitos, genial el blog.

Randy dijo...

No sufren tanto... solo les da remordimiento, el cual se quita con una llamada telefónica (o un café) en donde piden disculpas sinceras para volver a desaparecer de tu vida sintiéndose más tranquil@s con la suya

Saludos!!

g. dijo...

Yo también.

Terapia de piso dijo...

Galán: y que todavía no sé que es.
Noel: lo sería...
Georgina: y viejas tristezas.
Alejandro: sobre todo con uno mismo, aunque a veces no encuentres la salida.
Tres: siempre firmo mis escritos con mi nombre
Eliza: es perdonar desde la distancia.
Na: gracias.
Hisae: no sé si ser bueno sea bueno.
Blonda: que la lección sea que no sufra.
Randy: sólo deseo que se que se sienta bien con su vida.
G: igual entonces?

Saludos a todos y gracias por pasar.

José Roberto Coppola