domingo, 9 de agosto de 2009

Las pócimas de la fantasía

Los dos acostados boca arriba en la alfombra de la oficina. Mi amiga Magaly, sobre hojas de papel blanco por su aversión a los microbios y yo sobre la alfombra misma. Estabamos en una terapia de piso. Hablaba yo de que deberían vender en el supermercado o en la farmacia pócimas de la fantasía. Que si un día querías sentirte descarado, ibas, comprabas una y listo. Que si otro día querías sentirte que nada te importara ibas a la farmacia o al supermercado y la comprabas. Debía haber pócimas para todo: para estar alegre, para sentirse como un millonario, para sentirse sexy -alegué que si te tomabas la de sentirte millonario y sexy podías estar ante un cóctel muy peligroso-. Pócimas para no sentir culpa, para sentirte feliz por unos tragos encima (sin tenerlos), para estar en paz, para sentirse desinhibido (puede provocar que te quieras desnudar en cualquier parte), para sentirse rebelde... Magaly hablaba de una pócima para sentirse como cuando cumples años -aunque esta debería tener una advertencia, hay quienes no les gusta cumplir año-. Pócimas para que el trabajo no te pese, para sentirte envidiado, para curar el dolor, para decir todo lo que te provoque -esta debe ser tomada con el conocimiento de las consecuencias-. Unas debían ser activadores de sensaciones y otras un antídoto. En el anaquel debía haber pócimas para sentirse valiente, para pasar inadvertido, para sentirse arrogante, para no sentir miedo, para conseguir la calma... Pócimas para todo, pócimas de la fantasía.

José Roberto Coppola

11 comentarios:

VALENTIN dijo...

excelente escrito. Me gustaria tambien que existieran esas pocimas, creeme. De seguro existen dentro de esa complejidad humana de la vida.
Quiero pedirte disculpas si te sentiste mal con uno de mis comentarios anteriores, mil disculpas y espero te encuentres bien.
Saludos!

Carito dijo...

Yo quiero algunas de esas! excelente fantasía

Juan dijo...

Yo me deberia tomar alguna para no dudar tanto... Me vendría mas que bien.
Muy bueno el post!

beso!

Juancho!

Randy dijo...

Habría que leer muy detenidamente las contraindicaciones!

Mr Blueberry dijo...

En muchas ocasiones las personas pueden sustituir a esas pocimas...Es increible lo mucho que puede alegrarnos el vida ver a esa persona que es especial...

Abrazotes

Flo dijo...

una pocima de esas para mi!
me gusto el blog..te sigo asi te leo.
saludos!

Galán de Barrio dijo...

pero si ya existen!

marihuana, cocaína, heroína, éxtasis, crack...

el problema son los efectos secundarios

saludos amigo! viví tu vida como si fuera una historia que vos mismo tenés que contar... qué papel te darías?

Yulii ♥ dijo...

wwwooooow
tu blog está genial, desde que lei el titulo del blog me encantó!!
amo tirarme en el piso a pensar... solo mirar el techo o el cielo y pensar y pensar... siempre lo hago!!!

lo max de verdad
te leere siempre
espero verte por mi mundo
saludos

madamelulu dijo...

esas pócimas existen, se lo aseguro, sólo hay que meter la mano en el bolsillo, hacer el gesto y beberlas, el resto viene solo

Terapia de piso dijo...

Valentín: nunca ha molesto algo que me hayas dicho. A veces uno necesita que te estremezcan las ideas.
Carito: yo más.
Juan: yo también. Y espero no dudar antes de tomármela.
Randy: sí, las letritas pequeñitas.
Mr Blueberry: tienes toda la razón.
Flo: gracias.
Galán: sí vale. Pero esas no serían pócimas.
Yulii: bienvenida eres.
Lulú: voy a hacer ese ejercicio imaginario.

Gracias por pasar por acá.

José Roberto Coppola

Karly dijo...

yo tambien kiero una asiiiiiiiiiiii ! una pocima asi jeje

me hace recordar la cancion
y en la farmacia puedes preguntar venden pastillas para no soñar !!
pa no darte contrasuelazos desps con la tite realidaddd

aunq en este caso es al reves ... no?

la musika es mi pocima =)