lunes, 27 de abril de 2009

Alegre fugitivo

Decidí burlarme de mi tristeza. Me le reí en la cara y luego escapé. Salí corriendo muy rápido. Creo que la dejé bien atrás. Tomé bastante distancia. Cuando volteo no la veo venir. Parece que la tristeza no fue tras de mí, no me persiguió. Pero ella es muy veloz y en menos de que pueda darme cuenta me atrapará otra vez. Cuando me capture aspiro no estar preso por mucho tiempo. Sólo debo esperar a que se distraiga de nuevo para volver a huir.

José Roberto Coppola

27 comentarios:

Majo dijo...

Ese es el quid: saber el truco para -si no esquivarla-, escaquearnos a la mínima de ella.

Igual que el mono del cigarrillo dicen que dura sesenta segundos, si sólamente nos paráramos a pensar en que tenemos que cambiar el chip ¡ya! en cuanto ella viene, sería ya ufff...

Tony dijo...

Siempre nos atrapa de vez en cuando, lo bueno es saber engañarla. Pero es muy lista : )

un abrazo

Artemisia dijo...

"Decidí burlarme de mi tristeza. Me le reí en la cara y luego escapé".. me gusto mucho esta frase. me dejo pensando

salu2...

Toxicosmos dijo...

La tristeza siempre vuelve. Hay que ser muy hábil para escapar de sus garras.

Buen texto.

Proyecto de Escritora dijo...

La tristeza huele nuestra vulnerabilidad. Si corres rápido seguro que no nos alcanza.
Un saludo!

Na dijo...

Alguna de las cosas de las que tenemos que huír, siempre que podamos, sin duda.

Los amigos del duende dijo...

MMMMMMM... creo que en la energia de los pensamientos... SI PENSAS QUE LA TRISTEZA VA A VOLVER A CAPTURARTE... PUES LO HARA...


HAY QUE PENSAR QUE LA PERDISTE PARA SIEMPRE... QUE ERES LIBRE...

despojada dijo...

Tal vez no se trata de huir sino de enfrentar la tristeza de una buena vez y desterrarla de tu cuerpo.
cariños despojados

Nicolás dijo...

yo a la tristeza le hablo
siempre le pregunto si quiere hacer trueque.

y siempre se queda a mi lado.
luego se va.

Noelplebeyo dijo...

Corre y no mires atrás...si ha de pillarte, que sea exhausto

Juan dijo...

Emmm.. soy de los que prefieren enfrentar la tristeza en lugar de huir. Hacerle frente es mas fácil deshacerce de ella. Es lo que opino yo....

Besos Jose!!!

Juancho!

Verònica dijo...

Lo importante es tambien que siempre hay quienes hacen que la olvidemos al menos un ratito... amigos, hermanos, maestros, esa gente que nos roba sonrisas, un beso, Vero.

Rous dijo...

Si te vuelve a atrapar, ofrécele un trago y cuando esté bien borracha, la besas en la boca apasionadamente y te vas caminando...verás como te deja ir... mirándote ir

Eclipse dijo...

esperar a que la tristeza se distraiga... es un buen truco, veré si la mía es despistada...

madamelulu dijo...

nao tein fim

Natalia Astuácas dijo...

José, así me siento yo, triste, atrapada por ese ser tan ingrato... que lo único que hace positivo es darme letras para escribir.

Un abrazote, cuidate mucho si, besito.

Lauri dijo...

Excelente decisión.
Por suerte, la tristeza es un poco torpe.

El sereno de los faros dijo...

bueniiiiisiiiiiiimo. Personificar sentimientos está genial. Te ahs lucido con ésta terapia.

abrazo.

VALENTIN dijo...

Haces muy bien. Excelente!!!
Te dejo un gran saludo!

Terapia de piso dijo...

Majo: debemos esquivarla.
Tony: sí, allí está el truco.
Artemisia: gracias.
Toxicosmos: hay que ser más astuto que ella o por lo menos proponérselo.
Proyecto: es un buen sabueso.
Na: sin duda alguna. Coincido contigo. Aunque suene raro sentirse triste a veces no es tan malo.
Los amigos: de ella nunca serás completamente libre. Nunca.
Despojada: creo que no se puedes, creo que puedes desterrar la idea de que permanezca por mucho tiempo allí.
Nicolás: buen trato.
Noel: para no sentirla ¿no?
Juan: a veces te toca hacerle frente otras sólo deseas escapar.
Verónica: son nuestros otros escapes.
Rous: interesante.
Eclipse: luego me cuentas.
Lulu: ...
Natalia: a veces necesitamos sentirnos tristes. Por lo menos eso me pasa a mí.
Lauri: menos mal que es torpe, pero es astuta a la vez.
El sereno: gracias.
Valentín: no sé si bien, pero trato de buscar la felicidad a veces.

Saludos a todos.

José Roberto Coppola

Vanesa dijo...

Me encanta esta terapia!! alguien con tu angel..con tu arte..deberia ser feliz!! no la busques a veces...no! buscala siempre..y aferrate a esta carrera por la felicidad...te aseguro que gastas menos energia siendo feliz que undido en la tristeza...Un Beso!

g. dijo...

la cosa con la tristeza es que va y viene, nunca viene sólo por detrás sino que a veces está fumando en la esquina esperando que nosotros pasemos... Con un sombrero, de traje y corbata, apoyada en el farol y cantando un tango... bueno...

Randy dijo...

En el momento en que volteas para ver si viene o no tras de ti, te das cuenta que sigue contigo... por lo menos en la idea de que te volverá a atrapar

Saludos!

juanmosquera dijo...

run lola run

Terapia de piso dijo...

Vanessa: debería mantener mi discurso. Debería tener palabra...
G: así te sorprende muchas veces.
Randy: sí en la idea sigue conmigo, pero sólo por un rato.
Juanmosquera: a veces sin importar para dónde.

Gracias por escribir.

José Roberto Coppola

Extranjera dijo...

Que divertido, corre duro cuando vuelva. Voy a hacerle lo mismo yo. Te adoro.

Gastón dijo...

Es triste ser alcanzado (atrapado besado violado) por la tristeza