martes, 16 de junio de 2009

Del otro lado de la tina

Toda mi humanidad desnuda y metida en una tina. Mi nuca al ras de la porcelana. Veo mi cabello moverse como algas en el fondo del mar. Mis pestañas no pueden barrer tanta agua. Mi nariz es una erupción de burbujas. Mi columna comienza a adaptarse a la concavidad. Y yo allí, hundido en el agua viendo mi realidad distorsionada a través de la acuosidad. Las burbujas empiezan a desprenderse de mi nariz como globos que se escapan en el cielo. Veo la vida que me espera detrás del agua, es como si viese mi vida detrás de un espejo. Y la veo como con un poco de vergüenza. La veo algo mediocre. Veo mi triste vida detrás del agua. No sé si quiero salir. No sé si quiero volver a ella. La fantasía se acaba. El aire se acaba. La gravedad del agua se acaba. Prorrumpo hacia la superficie, el agua salpica en el agua, en mi cuerpo, en el piso de la vida que me esperaba. Respiro con ansiedad, con el agobio en cada suspiro. Me paso la mano la cabeza, por la cara, el agua se deliza como una fuente desde mi cabello. Con la mirada húmeda veo que estoy de regreso a mi vida de siempre. Salgo de la tina, me enrollo en una toalla y continúo.

José Roberto Coppola

15 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Un parentesis mojado

Saludos

Soledad dijo...

Querido señor...existe una alternativa...
cuesta decidirse... pero si su vida no le gusta
Cámbiela!!
Junte coraje... y en vez de zambullirse en una tina, zambúllase en el riesgo de vivir...
Llene los pulmones de aire, sonría y manos a la obra!

Escuer dijo...

¡Muy buena inmersión! Me gustó mucho como vas describiendo todo. Ya me dieron ganas de bañarme. Saludos.

Vanesa dijo...

Tenia pensado escribir algo pero el comentario de Soledad me dejo energizada!! Whooooaaa se que va dirigido a ti..pero me lo llevo en el subconciente...Animo la vida es una sola...lo que no sirve se desecha...y me refiero a la tristeza...Tu y solo Tu tienes el poder de cambiar las cosas de decidir el rumbo de tu vida...Besos!

p.d: El post lo comenzastes bien sexy ..jajajajaj Tenia que decirle!

Orologiaio dijo...

Frescor!!

Extranjera dijo...

Me fascinan esos baños de tina eternos con agua salpicada y burbujas que del cuello saltan a la nariz. Sabes que es aún más fino, y seguro te haría ver las cosas de otro modo?, compartir la tina con alguien.
Te quiero

Juan dijo...

Ah ah son esos momentos , pequeños momentos en que nos conectamos con nosotros mismos y nos olvidamos de todo a nuestro alrededor!
Bien!!

Saludos!

juancho!

Gastón dijo...

Y Aquaman haciendo, exactamente, lo contrario.

madamelulu dijo...

acquaman

Tristancio dijo...

Es como nacer cada día...es una sensación que me resulta muy familiar.

Saludos.-

CANTALICIA dijo...

una bonita meditación al encuentro del reto que supone enrollarse la toalla y levantarse a enfrentar el día más vivo.

Morella·~ dijo...

Hermosa la horizontalidad.
Hermoso los ratos en la bañera.

No sé cómo llegué aca, pero lo disfruté mucho. Te sigo.

Un saludo.

Angela Feijoo Vázquez dijo...

La cortina de agua puede servir como pausa para que al traspasarla se regrese al mundo con más fuerza, como quien vive en una burbuja y un día decide romperla porque sabe que por más cómodo que este ahí dentro, lo bueno está allá afuera. Y la hace estallar con todas sus fuerzas. Las mismas que lo harán seguir adelante y comenzar a saborear el mundo a mordiscos.

Débora Ilovaca Leiro dijo...

¡Conque un baño de tina en Estocolmo! Demasiado chic. Te recomiendo lo mismo que Carla, que la compartas con alguien :)

Te quieroooooooooo,
D.

Saludos desde Caracas... jejejeje.

Donce dijo...

Cómo dices???
Jo, lo siento, en este momento no escucho nada...glup-glup-glup