miércoles, 24 de junio de 2009

El círculo itinerante de una posible vida

Y caminando por aquella ciudad ajena entre un océano de gente, sentí como si la vida me susurraba a mis espaldas, me detuve, entonces me di la vuelta y en el medio de ese frenético ir y venir de personas que se movían hacia todos los puntos cardinales, me asaltó una idea infinita: la de comenzar una nueva historia cada cierto tiempo. Lejos. Distante. Sin pasado. En donde nadie me conozca. Tendría que buscar una casa, un trabajo, una rutina. Debería hilar una nueva realidad, sólo por algún tiempo. Y justo cuando ya me salude el viejecillo de la panadería, el cajero del banco, la chica que trota por el parque, el mendigo de la esquina y la mujer de la oficina postal, esa de donde me devolveré siempre sin depositar las cartas que habré escrito. Una vez que empiece a tener vecinos. Una vez que comience a tener amigos. En ese momento, y ya una vez ahorrado suficiente, compraré el pasaje a otra ciudad más lejana, y, cuando esté allá decidiré no regresar a la anterior e iniciar otra vida en la nueva. Y en cada casa que deje quedarán mis rastros: mi ropa doblada en el armario, los libros que habré leído durante ese tiempo, mi cepillo de dientes detrás del espejo del baño, mi pijama bajo la almohada y en algún pote de la cocina las cartas que escribí y nunca a nadie mandé. Así giraré por el mundo y cuando me fastidie de un lugar, escaparé a otro, y a otro y a otro. Hasta que la vida me susurre de nuevo y me diga que la línea itinerante de mis días tiene que cerrarse en círculo. Y entienda yo que ya basta. Luego de muchas partidas y llegadas, de muchas apariciones y desapariciones, finalmente aterrizaré en esa ciudad desde donde un día partí, la misma en la que pueda tocar esa puerta y cuando ésta se abra decir cansado: "llegué".

José Roberto Coppola

17 comentarios:

Majo dijo...

Dijo Unamuno:

"Se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte"

Besos

Loren dijo...

"finalmente aterrizaré en esa ciudad desde donde un día partí, la misma en la que pueda tocar esa puerta y cuando ésta se abra decir cansado: "llegué"."

Me ha encantado el final¡¡¡

Orologiaio dijo...

Y zas.

Se cierra el círculo.

madamelulu dijo...

ir y volver ir y volver e ir

Dolores Eidán dijo...

"Otro, ser otro siempre,
Viajar, perder países,
Vivir un ver constante,
Alma ya sin raíces(...)"
Fernando Pessoa.

(Cerrar círculos, en eso consiste todo)

Un gusto.
Dolores.

Tony Amesty dijo...

Ese deseo a gritos lo tengo muy a menudo.
Comenzar desde cero, cambiar de ciudad, de trabajo, de amigos.....caminar.....transformarme en otra persona para luego anhelar lo que soy ahora.

Muy bueno, un abrazo

Randy dijo...

Pero... por qué fastidiarse de un lugar justo cuando comienzas a tener amigos?

Fastídiate de los enemigos, no de la gente que te saluda!!

Noelplebeyo dijo...

Es cuestion de dejar de dar rodeos.

No crees ??

El sereno de los faros dijo...

Los amigos duran un tiempo, los enemigos te siguen hasta la muerte. Esta bueno viajar, mudarse y leer. De esa forma se aprehende, de otras se aprende y se olvida.
abrazo,

Mr Blueberry dijo...

Me ha recordado un poco a Auster, el concepto de desaparecer de la vida que uno tiene para reiniciar desde cero...Sería también interesante que un detective privado siguiera tu rastro, y determinara tus pasos por los rastros que dejaras en las casas en las que vivieras, los personajes que fueras, tus relaciones con el resto...

Abrazotes tío

Gustvao dijo...

Hace falta gran valentía para hacer algo así. Yo no soy tan valiente pero me encantaría serlo.

Saludos

Débora Ilovaca Leiro dijo...

Guao. Me encantaría ser la periodista obsesiva que un día, por casualidad, encuentra una de tus casas-ruinas y empieza a seguirte la pista por el mundo. Ruina tras ruina. País tras país.

Me encantó este post :)
TQ!
D.

Javier dijo...

y me pregunto cual será esa ciudad a la que vuelvas un día a decir "llegué" y qué interesante leer estas palabras, porque simpatizo con ellas y te juro que si pudiera imitarte lo haría, solo que yo no escondería cartas, directamente no las esscribiría.

te dejo un abrazo José, un placer pasar por aquí

Na dijo...

Sería como vivir todas las vidas, en un solo cuerpo.

amor y libertad dijo...

como ulises de vuelta a ítaca, la gracias está en no llegar

Terapia de piso dijo...

Majo: se huye para quizás regresar algún día.
Loren: gracias.
Orologiaio: así, cansado y todo.
Lulu: hasta un final.
Dolores: qué grande Pessoa.
Tony: exactamente, para quizás terminar queriendo ser lo que fuimos.
Randy: se trata de fastidiarse de uno mismo.
Noel: cuando llegues a ese punto en el que no quieres darlos más.
El sereno: de todas se aprende.
Mr Blueberry: las pistas del nómada.
Gustavo: todos tenemos un coraje que desconocemos.
Débora: y así descubrir mis vidas dejadas.
Javier: siempre hay algún placer en aquello que no se empieza y no se termina.
Na: qué más se puede pedir.
Amor: o en llegar algún día.

Gracias a todos por haber pasado por acá.

José Roberto Coppola

am dijo...

Genial... me gustó mucho.