sábado, 27 de junio de 2009

Lo otro que no sé

No sé cómo se llaman mis vecinos, no sé el nombre de la mayoría de las calles por las que paso todos los días, no sé el nombre ni el número de la promoción de grado de cuando me gradué de periodismo (de esto me di cuenta hace poco), no sé cuántos suéteres tengo en el clóset, no sé cuantas revistas tengo (muchas, nunca demasiadas), no sé cuánto tengo en el banco (ni cuando tengo poco, ni cuando tengo más, sólo sé que nunca tengo mucho), no sé cuánto cuesta un café (¿será porque no lo tomo?), no sé el nombre de muchas personas que me conocen y me saludan, no sé preparar una sopa (al menos que sea de sobre), no sé cuántos libros me he comprado que no he leido todavía, no sé el número de teléfono de mucha gente (he llegado a entender que alguien es importante para mí cuando me sé su número de teléfono), no sé todo lo que tengo en la última gaveta de mi oficina, no sé hacer la vuelta canela (nunca aprendí), no sé levantarme tarde (quisiera algún día poder despertarme a las 12 del mediodía), no sé silbar, no sé cargar canciones a mi Ipod (mi primo Nico y mi amiga Magaly me han ayudado), no sé manejar (con tanta falta de práctica de seguro se me olvidó), no sé todas estas cosas y no sé si quiero saberlas.

José Roberto Coppola

18 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

No sé yo...si algún día querrás saber...

saludos

amor y libertad dijo...

mejor no, sigamos sin saber, la imperfección según equis parámetros es perfección según otros

Galán de Barrio dijo...

compartimos varias ignorancias, mi estimado cofrade...

me gustò mucho el texto anterior, otros de los "màs literarios que autoreflexivos", aunque todos tienen de ambos, claro

abrazo!

te gustan los juegos de cartas? puedo enseñarte uno

Peperina·~ dijo...

No creo que cambie en algo saberlas. Si puedes seguir así no debe haber problema. Yo suelo saber algunas de estas cuestiones, el problema es que se me olvidan facilmente, casi todo el tiempo.

Un saludo.

Mr Blueberry dijo...

Extrañamente identificado en esta entrada...Al final lo que sabes es lo que aprendes tú por tu cuenta...

Abrazotes

VALENTIN dijo...

Tranquilo, de seguro estas cosas las tienes en una gaveta y las utilizarás cuando requieras de ellas ...

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Upaaaaaaaa deberíamos todas las personas hacer lista de lo que no sabemos... y quizña nos decidamos a ecoger algún obejtivo... 1 no hacer nada al respecto o 2 quizá querer aprender una o dos cosas de la lista, hacer el intento...

un fuerte abrazo amigo, cuidate mucho, beso.

TortugaBoba dijo...

Yo tampoco sé silbar, ni cuántos libros comprados sin leer tengo, ni hacer una sopa. Yo lo veo como algo positivo: ¡me queda tanto que aprender!
Por cierto, ¿qué es hacer la vuelta canela?
Besoo

Na dijo...

Como dijo Wilde... hay que saber todo o nada... sino es peligroso.

madamelulu dijo...

ey, no se me ponga así, el saber no ocupa lugar!

Virginia dijo...

Hay tantas cosas que uno no sabe! Hay veces que quiero aprender para saber, quiero buscarle la vuelta a todo, y hay veces que simplemente prefiero no saber nada de nada y vivir aislada por unos segundos.
Besos

Gastón dijo...

Creo que no sabés lo bueno que es no saber algunas cosas.

Abrazo para que sepas

EVCLL dijo...

no sabemos muchas cosas, cosas que se nos pasan por nuestros ojos, quizás nunca lo sabremos… pero seria interesante pensar cuanto sabemos de nosotros mismos o mejor quedarse con el no saber. un abrazo

Iván Cárdenes dijo...

Hay quien dice que la felicidad radika en la ignorancia ¿qué opinas de esto?

Tony Amesty dijo...

Es mejor....te sorprenderías.
El número de calorias que no necesitamos,el número de días que nos quedan......Da igual solo son números.

Un abrazo

Miguel Rodríguez V. dijo...

a menos que te sea útil, puede que sea de esas cosas innecesarias.

Mejor saber y disfrutar cosas que nos hacen sentir vivos...

Saludos!

am dijo...

Está bien no saber muchas cosas. Las limitaciones nos recuerdan que somos humanos. Yo tampoco sé silbar ni manejar.

Ni andar en bicicleta, ni escribir con la mano derecha. Y mejor ni sigo, tengo tantas cosas por aprender todavía.

Un abrazo!

La Falsa Alicia dijo...

¿y algo que sabes? (que te guste saber que sabes).

mientras tanto, me quedo pensando en lo que yo no se y sigue ahi sin saber que no lo se, tan tranquilo y tan despreocupado.